Terapia de pareja

Son muchos los motivos que hace que una pareja busque un acompañamiento terapéutico. Ya no solo crisis por infidelidades o celos, también por motivos de falta de comunicación, desgaste de la relación, dinámicas perjudiciales o mejorar el día a día.

La pareja está influenciada por 4 aspectos principales:

  • La dinámica relacional entre los dos. La pareja son más que un simple 1+1. Se crea una nueva dimensión, una nueva personalidad que tiene unos hábitos, una manera de hacer, de tratarse, de organizarse que seguramente es distinta a cómo lo sueles hacer cuando estás solo/a. 
  • La etapa de la pareja: igual que como individuos pasamos por distintas etapas evolutivas con sus respectivas “crisis de crecimiento” ( la niñez, adolescencia, vida adulta, vejez, etc.) la pareja también pasa por sus propias etapas: después del enamoramiento de los primeros meses, la paternidad, el reencuentro de la pareja una vez independizados los hijos, la vejez, segundas relaciones, etc.
  • La individualidad de cada uno: ya sea por el tipo de carácter, las motivaciones personales, el trabajo, el sistema de valores, etc .
  • La historia personal-familiar: antes de conocerse, cada uno de los miembros viene de una historia, de una experiencia de vida, de unas vivencias determinadas y de una familia con unas creencias y dinámicas familiares concretas que nos condicionan en nuestras relación con el otro.

Éste es el esquema de trabajo que utilizo para facilitar una nueva mirada con el fin de que cada uno de los miembros ponga la atención en sí mismo y encontrar soluciones satisfactorias conjuntamente.

Es un espacio en el que se da la oportunidad de expresar y de escuchar sin la pretensión de tener razón o de estar por encima. El querer tener la razón, hace que nos perdamos en la discusión olvidándonos de atender lo que me sucede a mí y a mi pareja.