Terapia individual

En la terapia individual ofrezco un acompañamiento con el objetivo de ampliar la conciencia de ti mismo poniendo la atención en tres áreas fundamentales: la cognitiva, aprendiendo a observar cuál es el diálogo interno, las creencias limitantes, etc; la emocional, tomando contacto con la energía que se mueve en ese momento, en el ahora, observando si es una energía más expansiva como el enfado o la alegría, o más para dentro donde se encuentran la tristeza o el miedo; corporal, en estado de presencia, contactar con los registros que sientes en tu cuerpo para que te permita estar en el presente, a conectar con la emoción y tu necesidad. 

El tomar conciencia de uno mismo, ayuda a darse cuenta de cuales son nuestros automatismos, a reconocer cómo me relaciono conmigo mismo y con los demás. Saber con mayor claridad qué me sucede, qué necesito y satisfacer mi necesidad. Al poner especial atención a estos tres aspectos, nos permite descubrir cuál es mi manera de boicotearme y sentir cómo me perjudica.

Se trata de responsabilizarse de sí mismo, de saber cómo me manejo conmigo mismo y con mi entorno, a reconocer mi vulnerabilidad, mis dificultades, mis potencialidades y escoger de forma consciente sin la influencia del automatismo que te suele acompañar.

Por mi parte te ofrezco un espacio para ayudarte a ser congruente entre lo que piensas, lo que sientes y lo que haces. Encontrar esta coherencia te ayudará a estar mejor contigo mismo, a percibirte en equilibrio. Mi función principal es la de acompañarte en tu autodescubrimiento, ofrecerte indicaciones y una nueva mirada sobre ti mismo, a apreciarte de una manera distinta.

Siempre pido a mis clientes que traten de enfocar el espacio como una oportunidad de poder ser ellos mismos, de experimentar y atreverse a ser.